El Color Del Amor

El Color Del Amor

by Nelly Altuve

Paperback

$13.99
View All Available Formats & Editions
Members save with free shipping everyday! 
See details

Overview

En tus manos reposa un libro que transformara tu vida en el amor. Dejaras de sufrir por aquellos que practicaron el desamor en tu vida, el engaño, la mentira, la traición, la frialdad de aquel esposo/a, pareja, padres, hijos, hermanos, amigos que traicionaron tu amor. Nadie está exento de experimentar el desamor de otros. Todos tenemos el amor dentro de nosotros mismo. Si estás cansado del desamor de los demás y perdiste la esperanza y la fe de volver amar al final de este libro dejaras de sufrir por creer que no tienes el amor y no consigues el amor en tu vida. Podemos amar a todos sin sufrir y no hay excusas de seguir recibiendo y soportando el desamor, la indiferencia y la traición de otros. Es posible amar sanamente, tranquilamente, equilibradamente en armonía y con las miradas de amor puestas en Dios y en todos nosotros, tu vida comenzara a cambiar. ¡Enamórate de Dios!

Palabras del Ensayista, escritor y poeta Rafael Cárdenas
"Una de las fortalezas de esta obra es que emociona y toca las fibras mas profundas de nuestro ser. Habla y reflexiona del amor, nos enseña que Dios es amor por lo tanto amar debe ser nuestro norte. Nelly Altuve es un alma pura, una luz en medio de este mundo que se oscurece por el desamor y la falta de valores. Esta obra de carácter ecuménico, le hace una invitación a todos los lectores sin importar su credo, raza, formación o condición económica, a que dejemos que el amor de Dios obre en nosotros y juntos derrotemos el desamor. En este libro los lectores se conmoverán y querrán ser parte del movimiento mundial que nos hace unir nuestras manos, sintonizarnos con Dios y abrir nuestros corazones al prójimo".
Rafael Cárdenas, Autor de La Alquimia de los Relojes, Orillas del Tiempo, Con la Ciudad a Cuesta, El Devenir de los Días y Vivencias.

Product Details

ISBN-13: 9781546251545
Publisher: AuthorHouse
Publication date: 09/20/2018
Pages: 144
Product dimensions: 6.00(w) x 9.00(h) x 0.34(d)

About the Author

Nelly Altuve, inmigrante de Venezuela por casi cuatro décadas en USA, empresaria, visionaria, líder y emprendedora está llevando el mensaje del Amor alrededor del mundo. Realizó estudios universitarios de Ciencias de Ingeniería Ambiental, Física y Economía en Texas, USA. Fundó varios centros de niños educacionales donde ellos fueron sus maestros en la pureza del amor. Su Fe inquebrantable e incansable la hizo profundizar en los caminos del verdadero amor espiritual. En marzo de 2012 después de una transformación gradual y lenta por mucho tiempo recibió la conversión en Cristo y la llevó a profundizar en el tema del Amor y el Desamor, convirtiéndose en una verdadera maestra en la sabiduría del amor.
Esta obra conecta a millones de personas para poder entender un mundo que vive entre el amor y el desamor y poder dejar de sufrir por creer no tener el amor y crear un estilo de vida saludable en todas las relaciones de la vida.
Para mayor información:
www.ElColorDelAmor.com

Read an Excerpt

CHAPTER 1

Donde comienza el Amor

LAS PUERTAS DEL ALMA

Lo más importante que posee el hombre es el amor. La humanidad está clamando por amor. Estamos caminando poco a poco hacia el retroceso de los valores y la sensatez para amar y en la forma de cómo estamos amando. No nos extrañemos, la crisis se encuentra dentro de nosotros mismos. Muchas veces, nuestra actitud cuando contemplamos la vida, es la de conformamos con cumplir las reglas, olvidándonos de lo principal, de aquel quien es el fundador del amor, de la compasión, de la honestidad, de la fidelidad y del respeto de los derechos humanos: de Dios.

Al olvidarnos de lo principal que tenemos, que es el amor, estamos traicionando el espíritu del amor de Dios y así no podemos ser libres. Estamos viviendo con un espíritu contraído y reprimido sin saber cómo manifestar el amor hacia los demás.

La libertad de nuestro espíritu solo es dada por Dios, no por el hombre. Estamos viviendo una crisis a nivel mundial, lo que más nos ofrecemos es desamor, pero no sabemos cómo transformar esto último en amor, para poder trascender a un nivel superior en el acto de amar.

El amor está en el centro de tu alma. El amor es una energía que proviene de Dios y tenemos que regresárselo. El amor es unidad, no es división ni estancamiento. El amor fluye naturalmente y crece dentro de ti muchas veces hasta sin darte cuenta, el amor está en constante movimiento para transformar y transcender.

Muchas personas no saben porque aman, pero sienten el deseo de amar y no pueden reconocer el verdadero misterio del amor. El amor no se puede tocar como tocamos este libro, pero el amor se siente. El amor es una fuente de energía creada por Dios mucho antes de nosotros nacer, es una fuerza interna dentro de nosotros mismos que se transmite en cada instante y nos hace sentir vivos.

El amor es un perfecto balance donde sentimos la necesidad de dar y recibir, es un deseo insaciable de amar todo lo creado por Dios. Practiquen el dar y se les dará. Derramarán en sus regazos una medida excelente, apretada, remecida y rebosante.

Porque con la medida con que ustedes den a otros, Dios les devolverá a ustedes (Lucas 6: 37-38).

Todos estamos conectados por el amor que se encuentra dentro de cada uno de nosotros. El amor se encuentra en el centro de nuestra alma, y nuestro espíritu es quien lo guía. Todos nos comunicamos de una manera directa e indirecta en el amor muchas veces hasta sin darnos cuenta.

Constantemente estamos intercambiando ideas a través de la comunicación verbal y no verbal y en ese preciso instante el amor se hace presente. Muchas veces hablamos y amamos al mismo tiempo sin darnos cuenta y a veces hablamos y no nos gusta la persona que está a nuestro lado, pero nos mantenemos detenidos en la conversación manifestándose el desamor silencioso dentro de nosotros, sin percatarnos de que en ese instante el amor también está presente, porque el amor se encuentra dentro de nosotros mismos. Somos nosotros los que expresamos el amor de una manera diferente. Cada quien tiene una manera única de amar, pero el amor siempre es el mismo. Nosotros tenemos la voluntad para decidir si amamos o no amamos.

Cuando estamos manifestando el deseo de comunicarnos con los demás, y nos detenemos a escuchar a los otros, estamos expresando la intención del amor, muchas veces no nos damos cuenta y somos nosotros lo que tenemos el poder de transformar el amor con nuestra propia voluntad de hacerlo.

Si nosotros activamos y transformamos ese amor que está dentro de nosotros, la comunicación fuese más dulce, más comprensiva y pudiéramos encontrar el equilibrio del amor.

Estamos vibrando en el amor constantemente con diferentes frecuencias, emitiendo diferentes colores para amar y esto es lo que nos lleva a diferentes sintonías en el amor, por eso podemos amar a la persona correcta o incorrecta en nuestras vidas. El amor de Dios es una frecuencia que emite vibraciones constantemente en una sintonía perfecta. Por eso Dios nos ama a todos por igual. Es el hombre quien decide salirse de esa sintonía pasándose a una onda perdida en el espacio.

El amor tiene jerarquía espiritual, mientras más amas más alto es tu nivel espiritual con Dios, mientras menos amas tu nivel espiritual con Dios se reduce, hasta convertirse en un ser con desamor.

El amor nunca muere, solo se transforma, nunca cambia, lo que cambia es la manera de cómo nosotros nos relacionamos y la manera cómo acondicionamos el amor.

¿POR QUÉ ESCRIBÍ ESTE LIBRO?

La inspiración de escribir este libro proviene de mi propia experiencia sobre el amor y el desamor. Muchas personas han llegado a mi vida para la transformación en el amor y poder trascender a un nivel de conciencia para amar en un mundo como Dios quiere que amemos. Hay personas que practicaron el amor y el desamor en mi vida, y sin todos ellos no hubiese sido posible transcribir el mensaje del amor y cómo poder trascender desde el desamor recibido por otros o mal practicado para transformarlo en amor.

Muchas personas me han preguntado varias veces que no pueden entender que está pasando con el amor en sus vidas, me preguntan por qué hay tanta indiferencia e insensibilidad para amar. Parece que el mundo está perdiendo la sensibilidad en el amor y la compasión por la gente. Estamos sumergidos en una crisis mundial de desamor, y estamos caminando casi sin darnos cuenta de lo que está sucediendo alrededor de nosotros.

Durante el trayecto de nuestras vidas hemos amado y hemos practicado el desamor. Nosotros no entendemos por qué si amamos a veces no somos correspondidos de la misma forma que amamos o como creemos que queremos que nos amen.

Esto nos ha sucedido con nuestros propios padres, hijos, hermanos, con nuestra propia familia, nuestra suegra, yernos, nuestros compañeros de trabajo, con amigos, y nos preguntamos muchas veces, y hasta sin entender ni tener alguna explicación de el por qué hay tanta indiferencia, desamor y falta de sensibilidad en el amor hacia todos nosotros. No es suficiente ver la manifestación de la compasión por el dolor de los demás, y aún seguimos viendo, sintiendo y expresando el desamor sin poderlo transformar en amor. ¿Qué está sucediendo?

Te has preguntado alguna vez ¿por qué quieres a una persona y no te corresponde de la misma manera? ¿Por qué esa persona es indiferente a ti? ¿Por qué no me nace amar a esa persona? En esta obra descubrirás la verdadera razón del amor y el desamor que existe y cada vez se está convirtiendo en un tsunami emocional mundial llevándose por delante todo aquello que esta alrededor en la vida de muchas personas.

Parece que vivimos en un mundo de locos con una comunicación reprimida cortada, oculta y muda para amar. Hay un desequilibrio en el amor que no permite transformar el desamor en amor. Hay personas a quienes se les pregunta por lo que les ocurre, y muchas veces contestan con una voz muy fría: nada, ocultando el sufrimiento y practicando el desamor en sus vidas silenciosamente y muchas veces no pueden expresar el dolor que causa el desamor para poder manifestar el amor hacia los demás. No hay que ocultar el sentimiento que cargamos en ese momento porque al hacerlo nos quedamos girando en el mismo sentimiento de desamor, hay que liberar ese sentimiento extraño que no te permite expresar el amor, el amor es libertad. Hay personas que desean amar y no pueden, otras que aman y no son correspondidas y otras que nunca se cansan de amar.

La gente sufre porque cree no tener el amor, porque creen que no hay solución a esta crisis que está aumentando desmesuradamente a pasos agigantados en todo el planeta y entre todos nosotros.

Todos tenemos un sello de amor que Dios nos dio al momento de nacer. Cuando éramos un bebé, todo para nosotros era amor, ese amor inmenso giraba a nuestro alrededor, pero a través de las experiencias vividas, ese amor inicial se va transformando en desamor que, practicamos más de cien veces al día.

El ser humano es quien se encarga de cerrar las puertas para amar, contaminando el amor, y lo llega hacer tóxico en su vida, creando una capa de acero que no le permite amar, pues el corazón se le ha endurecido y por esa puerta nada ni nadie puede entrar, ni siquiera su propia alma, de esta manera se coloca al servicio del desamor.

"Cerrar las puertas del alma para amar es cerrarle las puertas a Dios en tu vida, convirtiendo el amor en desamor."

CHAPTER 2

Donde comienza el Desamor

EL EGOÍSMO, REY DEL DESAMOR

El egoísmo se manifiesta de tal manera que ha pasado a ser el rey del desamor, el egoísmo es una de las principales causas de las confusiones actuales, así como de ruptura en casi la totalidad de las relaciones.

Existe una crisis de desamor en nuestro planeta creciendo a pasos gigantes, y aparentemente no estamos haciendo nada para detenerla, aun sabiendo que ella se transforma en su contrario, y el desamor termina destruyendo los valores y agravando la crisis. Conocer esto nos permitiría tener una actitud más amorosa hacia los demás.

Todos tenemos un magnifico regalo que nos abre las puertas a muchas oportunidades para amar y ser amados, un regalo que está dentro de nuestras almas, el amor de Dios, ese aliento vital que a todos nos moviliza. Él nos dio ese regalo al momento de nuestra creación, es un regalo que todos tenemos y es nuestra voluntad la responsable de activar o desactivar el amor. Al momento de la activación del amor podemos transformar, practicar y transcender en el amor. Si no lo activamos permaneceremos estancados. El amor es constante movimiento y transformación.

El egoísmo se manifiesta de una manera que ha pasado a hacer el Rey del Universo, el egoísmo es una de las principales causas del desamor y la ruptura en muchas de las relaciones.

El egoísmos es hipócrita, tiene múltiples caras, es querer ser primero en todo, pensar mejor que todos es un mal creciente en muchas personas, es querer sin compromiso al amor, es la evasión de la responsabilidad moral sobre el otro, es no poder ver el amor en amplitud, el egoísta limita su visión de vida dentro de su propio cuadrito, el egoísta es inflexible de pensamientos, solo ve su propia satisfacción personal de acuerdo a sus deseos, tiempo y espacio. Es como si Dios cuando se volteara y nos muestra otra cara, y nos dijera hoy estoy contigo y mañana no, Dios es firme, es justo en el amor y nos envió a este planeta para amar sin egoísmo. El Egoísmo pertenece al desamor, entre el Amor y desamor no hay intermedios, o se ama o no se ama, pero amar a medias no es amor es interés para satisfacer los deseos ocultos del corazón.

El egoísmo se encuentra en el ego acompañado de sus otros dos hermanos, el egocentrismo que es ser y sentirse el centro del Universo quitándole a Dios su trono y a Cristo su corona de Rey único en el universo, la egolatría adorándose a sí mismo, y el egoísmo es todo para mi dónde pienso en mi solamente.

Muchas personas egoístas tienen una mentalidad de auto Dios, no podemos creernos Dios, porque no somos el creador, somos la extensión de Él.

El egoísmo es una decisión, nosotros decidimos ser egoísta o dejar de ser egoísta. Jesús dice que si queremos ser sus discípulos debemos olvidarnos de nosotros mismos, dejar nuestros propios intereses Marcos 8:34

Un ejemplo perfecto de no tener absolutamente egoísmos es el del Apóstol San Pablo donde dijo: "Y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mi" Gálatas 2:20

Pablo quería decir que el ya no vivía para el mismo con su propia voluntad sino él vivía para Dios y la voluntad de Dios. Esto lo declaro en el año 20, después de la conversión. Aprender a vivir sin egoísmo fue un camino muy largo para él, y así es para uno mismo., es una batalla constante la que vivimos a diario, porque no hemos aprendido a desapegarnos de las cosas materiales, y de los bienes económicos. Tú decides como quieres vivir, y el mejor momento para hacerlo es el momento de deponer las armas destructivas del egoísmo que te llevan al desamor.

Existe una crisis de desamor en nuestro planeta creciendo a pasos gigantes, y aparentemente no estamos haciendo nada para parar la crisis del desamor y convertirnos en seres más amorosos con los demás.

El que se queja que no tiene nada en su vida le está abriendo las puertas al egoísmo porque solamente ve su mundo y no el de los demás. Una persona que reconoce el verdadero amor espiritual no se queja si tiene o no tiene bienes materiales, y si los tienes lo ve con un propósito de ayudar a los demás no de estancar sus bienes de lo que tiene, todo lo ve con amor en su vida, el egoísta todo lo ve con desamor hasta sin darse cuenta, el que no es egoísta no tiene apegos materiales y cuando da un regalo no lo saca diciéndole al otro 'yo te di", no hay frase más egoísta que esta, porque el que da con amor, al siguiente día ya no se acuerda de lo que dio.

Todos tenemos un magnifico regalo que nos abre las puertas a muchas oportunidades para amar y ser amados, un regalo que está dentro de nuestra alma, el amor que Dios nos da. Él nos dio ese regalo al momento de nuestra creación, es un regalo que todos tenemos y es nuestra voluntad la responsable de activar o desactivar el amor. Al momento de la activación del amor podemos transformar, practicar y transcender en el amor. Si no lo activamos permanecemos estancados en el amor, nos volvemos seres egoístas para amar sin coherencia, Él Amor es constante movimiento y transformación.

UN AMOR A LA CARTA.

¿Cuál ha sido el grave problema existente en el amor? ¿Por qué crees que no tienes amor? ¿Por qué crees que no has encontrado el amor en tu vida?

Casi todos los seres humanos perdemos el tiempo buscando o queriendo encontrar el amor, pero por lo general solo se trata de la satisfacción de un deseo: que me amen primero y como yo quiero. Se concentran solamente en buscar o encontrar a alguien que se adecúe a todas las expectativas y gustos que tenemos, incluso que compartan los mismos ideales y maneras de entender el mundo, alguien que tenga una sensibilidad que pueda satisfacer mis caprichos y para quien yo sea lo más importante, es decir, casi todos buscamos un amor a la carta.

Un amor a la carta es un amor con condiciones y es dominado por el egoísmo, queriendo que el otro piense como nosotros pensamos, actúe como nosotros actuamos y sienta como nosotros sentimos. Si no estamos de acuerdo con esas condiciones, digamos irracionales, se produce un choque de desacuerdos, un conflicto de personalidades y es cuando sobreviene el tsunami emocional del desamor en nuestras vidas, llevándonos a una montaña rusa de emociones encontradas, de ideales que no compaginan, un zigzag de experiencias que puede durar muchos años. Lo importante es que decidamos bajarnos de ese vértigo, de ese mareo confuso y ciego para que el vendaval, la marea fuerte plena en relámpagos y vientos tormentosos pase y deje sus rastros en nuestras memorias, en nuestros pasados. Cada uno de nosotros es un individuo diferente, con sus propios gustos, con sus íntimas maneras de ser, precisamente, amar es comprendernos en las diferencias, en las heterogeneidades y aceptarnos con nuestras virtudes y miserias.

"Y si ustedes aman solamente a quienes los aman a ustedes ¿Qué hacen de extraordinarios? Porque hasta los pecadores aman a los que los aman a ellos."(Lucas 6: 32).

El amor es incondicional, no le podemos colocar una chaqueta de fuerza, no le podemos calzar bridas ni anteojeras, pues él es un caballo desbocado en su propia libertad, no lo cabalgamos, es él quien nos cabalga, no lo guiamos, es él quien nos guía, ya que es al mismo tiempo el camino y el viento, el azar y el destino, y como dijo el poeta Antonio Machado, se hace camino al andar, ¿acaso no vemos el paralelismo entre el amor y Cristo? He allí la medida justa, la libertad en su más pura expresión. Cuando alguna persona tiene una especie de requerimientos previos a los cuales el amor debe adaptarse, solo se está amando a sí mismo, y este amor que cumple una receta obedece sin ninguna duda a un desconocimiento de su propio ser. No está amando al otro, está amando a su ideal del amor. Aquel que ama de esta manera, con un amor a la carta, está amando a un fantasma sin darse cuenta. Esas personas están sumergidas en un sueño que no es sostenible por mucho tiempo, con el paso de la convivencia, con el desenvolvimiento de las relaciones cotidianas, explota esa emoción que creían que era amor y no tarda en manifestarse el desamor. Por eso nos quejamos al momento y no entendemos qué ha ocurrido. ¿Por qué todo se terminó? ¿No entiendo?, dicen muchos, y se quedan estancados, casi sin respirar, con la misma pregunta dando vueltas en torno a la ceguera practicada inconscientemente, esa manera de amar y desamar que cruza por los calendarios de nuestras existencias.

Toda aquella persona que le pone condiciones al amor vive con un misil de desamor dentro de ellos mismos que en cualquier momento puede estallar, usualmente pasa cuando menos lo espera y su explosión puede aniquilarte o destrozarte en miles de pedazos, para que así te vuelvas a levantar y puedas unir esos pliegues rotos con el pegamento de Dios.

El que une sus piezas rotas con el pegamento común se levanta sin la fortaleza que contiene el pegamento de Dios y vuelve a quebrarse nuevamente hasta que consiga el verdadero pegamento, es el único adhesivo que puede pegar tus piezas y darles armonía, coserlas con hilos de oro y hacerte más fuerte para que continúes amando como Él quiere que amemos, sin condiciones.

(Continues…)


Excerpted from "El Color Del Amor"
by .
Copyright © 2018 Nelly Altuve.
Excerpted by permission of AuthorHouse.
All rights reserved. No part of this excerpt may be reproduced or reprinted without permission in writing from the publisher.
Excerpts are provided by Dial-A-Book Inc. solely for the personal use of visitors to this web site.

Table of Contents

Dedicatoria, ix,
Prólogo, xv,
Agradecimientos, xxi,
Parte 1 Las Puertas Del Alma, 1,
Parte 2 El Egoísmo, Rey Del Desamor, 6,
Parte 3 El Laberinto Del Amor, 25,
Parte 4 El Vacío De Las Puertas Cerradas, 30,
Parte 5 Colmenas De Miel Y Avalanchas De Indiferencia, 33,
Parte 6 El Amor Verdadero Espiritual, 43,
Parte 7 La Conciencia En El Amor, 76,
Parte 8 El Equilibrio En El Amor, 94,
Conclusión, 109,
Palabras Finales, 117,
Oración, 119,
Acerca Del Autor, 121,

Customer Reviews